“LA NUBE (ALMACENAMIENTO EN LA RED)”

Muchas personas pensarán que esta entrada está relacionada con la climatología. Ya os adelanto que no es así. Este articulo tiene mucho que ver con las telecomunicaciones e informática.

Este servicio denominado “La nube” o almacenamiento en red es una propuesta adoptada por una comunidad de programadores y desarrolladores que permite ofrecer servicios informáticos a través de una red, como es Internet.

Relación servidor-cliente

Internet se basa en este tipo de arquitectura. Cuando nosotros (cliente) nos metemos a nuestro correo, lo que estamos haciendo es acceder a un ordenador enorme (servidor) que tiene almacenado nuestro correo electrónico. Esto lo tenéis que tener claro para saber cómo funciona este fenómeno tecnológico.

Usos

Para lo que más se usa este servicio es para el almacenamiento en red. Voy a poner un ejemplo.

Imaginaros que tenéis que entregar un trabajo a una empresa o a un profesor y el trabajo lo tenéis en vuestro ordenador. ¿Qué hacéis si no disponéis de una unidad USB o un disco duro externo o cualquier dispositivo de almacenamiento portátil? ¿Cómo transportáis ese trabajo?

“La nube” es como tener un disco duro externo, pero en Internet.

Una opción y yo creo que muchos/as la estáis pensando es enviarle un correo con el trabajo adjunto. Bien, es una buena idea porque directa o indirectamente estáis usando un almacenamiento en red, estáis enviando vuestro trabajo a un servidor de correo.

De alguna forma, “la nube” se basa en esta tecnología, pero ha evolucionado mucho más en estos últimos años. A veces, hemos tenido problemas a la hora de enviar un trabajo por e-mail porque era demasiado grande. Con la evolución de esta tecnología, se han subsanado todos esos tipos de inconvenientes.

Para ser aún más concretos, tener servicios en “La nube” es como tener un disco duro externo, pero en Internet, es decir, puedes subir todo tipo de archivos que siempre van a estar ahí. Una unidad USB o un disco duro portátil se te puede dañar o perder y como consecuencia perderías los datos que había en esos dispositivos.

Que putada, con perdón, más grande si se te pierde un trabajo de fin de carrera o de fin de ciclo o un trabajo para tu empresa de contabilidad o cualquier otro trabajo que te puede arruinar días, meses o incluso años de trabajo. Tener este tipo de servicios, te garantizaría en la medida de lo posible que ese trabajo no se perdiera y digo en la medida de lo posible porque también tiene sus inconvenientes.

Ventajas:

El coste de este tipo de servicios no es caro.

Almacenamiento de cualquier tipo de archivo.

Sin restricciones horarias o geográficas, es decir, puedes acceder a cualquier hora y desde cualquier lugar.

Amplio almacenamiento según las necesidades del cliente.

Inconvenientes:

El mayor inconveniente que le veo es que un servidor no deja de ser un ordenador, enorme, sí, pero un ordenador, al fin y al cabo. Con esto quiero decir que cualquier servidor puede fallar. Este fallo se denomina caerse de la red. Poniendo sobre la mesa el ejemplo de antes, ¿qué pasaría si tienes que entregar un trabajo y en ese momento el servidor en la nube donde tenías ese trabajo se ha caído?

Esto es un inconveniente que tiene la nube, aunque también tengo que decir que es muy inusual que esto pase. Una solución además es tener el trabajo o el archivo en cuestión en más de un servidor en la nube por si acaso hay alguno que se cae. Además de tenerlo en nuestro ordenador o en una unidad USB. Si todas las aplicaciones de la nube descritas anteriormente se caen, si tu unidad USB se daña o tu ordenador no se enciende y no le puedes entregar ese trabajo, no hace falta que pruebes a tirar la lotería ese día, créeme que no te va a tocar.

Aplicaciones / Servidores

Estos son los servidores o aplicaciones de “La Nube” más conocidos:

Dropbox

Este servicio es el más popular, que no quiere decir que sea lo mejor, aunque es bastante bueno. Tiene mucha compatibilidad con otras aplicaciones y servicios en la nube. Con la cuenta gratuita tienes disponibles 2 GB de espacio para almacenamiento en la nube. Si esto te parece poco puedes optar por la versión Pro que te da 1 TB por 9,99€ al mes. Con la aplicación puedes hacer una copia de seguridad de las fotos de tu móvil, guardar directamente en la nube los archivos adjuntos de tus correos electrónicos e incluso editar algunos documentos de texto de forma sencilla.

Google Drive

Google Drive: con cada cuenta de Gmail tienes asociado un espacio personal para guardar tus archivos en la nube, por si no lo sabías. Con la cuenta gratuita puedes disfrutar de hasta 15 GB. Para disponer de más almacenamiento las opciones pasan a simplemente contratar más espacio en la nube (1 TB por 9,99€ al mes) o tener una cuenta de Google Apps con más servicios, que además incluyen 30 GB por 5€ al mes. Con la aplicación para Android podemos administrar todo este espacio online desde nuestro Smartphone. Desde la app puedes subir archivos que ya tengas en tu dispositivo e incluso crear nuevos como documentos de texto, hojas de cálculo, presentaciones en incluso puedes escanear documentos.

OneDrive

One Drive: Este es el servicio de almacenamiento online de Microsoft. Para poder disfrutar de él debemos tener una cuenta de esta corporación del tipo @hotmail.com, @outlook.com, etc. Con ella tenemos acceso a un almacenamiento en la nube gratuito de hasta 15 GB. Si necesitamos más espacio hay varias posibilidades, pero la que ofrece 1 TB por 7 € al mes además incluye licencia de Office para un ordenador, un tablet y un smartphone. Desde la aplicación de One Drive para Android puedes hacer una copia de seguridad de todas tus fotos, compartir archivos y gestionar todos tus documentos alojados. Para acceder a los archivos de texto y hojas de cálculo deberás tener instaladas otras aplicaciones de Office.

mega

MEGA: Mega es otro de los servicios de almacenamiento en la nube que le da a sus usuarios 50 GB de entrada, sin pagar un solo euro. Presumen de tener una encriptación punto a punto y también cuentan con un plan de pago que ofrece 200 GB por 4,99 € al mes. Con su aplicación puedes llevar tu nube en el bolsillo, gestionar tu cuenta de Mega, subir y descargar archivos, sincronizar directamente la cámara para tener una copia de las imágenes y vídeos, e incluso compartir tus datos y archivos con tus contactos.

Conclusión

Como conclusión puedo decir que cada cliente tiene que elegir la aplicación que más le interese y que se adapte a sus necesidades. Yo, personalmente, elegiría MEGA porque tiene 50 GB de almacenamiento y se adapta a lo que me interesa.

Como empezar a tener un servicio en la nube

Si este articulo os ha convencido de la importancia de tener un servicio en la nube, lo primero que tenéis que hacer es centraros unos minutos en vuestras necesidades. Con vuestras necesidades me refiero a la cantidad de almacenamiento que os hace falta y las velocidades con las que trabajan esas aplicaciones, aunque suelen ser muy parejas entre ellas.

Una vez tengáis claro que aplicación vais a elegir, os vais a su sitio web como por ejemplo www.dropbox.com y os creáis una cuenta con un usuario y una contraseña. Así es como funcionan la mayoría.

A continuación, os vais a vuestro ordenador y os descargáis la versión que corresponda y a vuestro smartphone también. Incluso ahora podéis descargaros la aplicación en las Smart TV. En cuantos más dispositivos lo tengáis mejor porque aplicaciones como Dropbox te suelen dar almacenamiento extra por descargarte su plataforma en varios dispositivos.

Por último, vinculáis todos esos dispositivos a la cuenta que habíais creado previamente y ya podéis disfrutar del servicio que os ofrece esta aplicación.

¡Ya podéis decir que vuestros datos están en la nube!

TU COMENTARIO